Historia de dos mujeres de nuestra historia.

En un tiempo difícil y complejo contexto histórico de nuestra incipiente nacionalidad,  ELLAS en sus respectivas condiciones de esposa, amantes, hijas o hermanas fueron o tuvieron tanta importancia, e incluso en algunos casos más, que los hombres que tuvieron a su lado. En la parte inicial de este libro, el primero de esta saga, el autor ha buceado en el alma y el espíritu de la joven y bella alto peruana Maria Guadalupe Cuenca. Nacida en Chuquisaca -ciudad de la plata- quien conoció a Mariano Moreno cuando tan solo contaba con trece años. Fue el caso de Guadalupe, una historia de amor, de soledad, de miedo, pero también de fortaleza y espera de quien nunca iba a regresar. De aquel amor insoslayable que mantuvieron Guadalupe y Mariano sólo queda un puñado de cartas, aquellas que la mujer le escribiera a su marido sin abrir junto a sus más preciados tesoros. En la segunda parte el escritor entra a la aventura y fascinante vida de quien por su edad podría haber sido la madre de Lupe: Ana María Perichon (la perichona).

Categorías: dos mujeres

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *